• Facebook - Black Circle

By Julia Casafont

Atención Ticos: ¡Subir Chirripó es (casi) gratis y debería ser carísimo!

August 4, 2017

Existen momento en la vida en que uno se pregunta, ¿qué diablos estaba pensando? que embarcada, esto fue lo que sentí cuando empecé el ascenso al Chirripó. Eran las 4am de la madrugada y yo subiendo una cuesta endiablada pudiendo estar debajo de las cobijas.

 

!Pero ante todo el orgullo! Había que cumplir la faena, literalmente iba un paso a la vez y en gran parte del trayecto podía escuchar, no sentir, escuchar mi corazón latir en mi garganta.  Para cuando llegamos a la famosa cuesta de los Arrepentidos, el objetivo se logró dividiendo la misión en tareas, ahora la meta es llegar a aquel árbol que está a 5 metros y así sucesivamente.

 

¡Si se están preguntando si lo logre o no, sí, lo logre! Subí y bajé con vida y con un sentimiento extraño de sentirme más viva que nunca.

 

En lo que tengo de caminar en está dimensión, que ya son unas cuantas vueltillas al sol, nunca había visto un cielo tan azul ni había caminado por horas de horas de horas seguidas, inmersa en paisajes majestuosos, en medio de la nada.

 

Una vez que bajamos y regresamos al hotel, nos fuimos a la piscina a observar una pequeña parte de la imponente montaña que habíamos conquistado.

 

Todos inmóviles, considerando que no había una parte del cuerpo que no nos doliera, empezamos a preguntarnos, bueno, ¿por cuánto vuelven a subir hoy mismo? algunos, por nada del mundo, otros por un millón de dólares (yo incluida), otros se fueron más baratos por diez mil dólares. Hasta que uno de los compas (español) dice, hostia, tíos, pero de que estáis hablando, si hemos subido de gratis, es más, pagamos para subir. 

 

Claramente el tema era subir en ese mismo momento, sin embargo, el comentario nos hizo reflexionar en lo siguiente:

 

  • A veces (no es regla) pero las mejores experiencias en la vida no requieren grandes inversiones monetarias sino de tiempo y disposición para lanzarse a la aventura (y ojo, lo dice una persona no muy aventurera)

 

¡Y adivinen qué! Este año me embarqué de nuevo y sí, lo logré. (¡Que poca confianza me tienen!)

 

Aquí le dejo algunas fotos que aunque no hacen justicia a lo que es estar ahí arriba, en la de menos les despierta la curiosidad.

 

¡Ningún tico debería morir sin antes subir al Chirripó! ¡No hay excusas!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload